miércoles, noviembre 30, 2005

Bufff

Ayer escribía desde la emoción de quien se va a juntar con sus amigos a celebrar su cumpleaños, y hoy escribo desde.... la confusión de quien salió ayer y volvió a hacer lo que no debía.
La cena estuvo bien, Q. y M. estuvieron lo suficientemente lejos como para que no hubiese un solo roce o mirada y yo estuve lo suficientemente lejos de Q. como para no sentirme mal con él. Ese "no sentirme mal" duró hasta que empezamos con las copas en el Museo, cuando él empezó a clavar sus ojos en mi espalda y en todos mis movimientos de nuevo... Y volví a enfadarme.
Y luego llegó el grueso de la noche, nos quedamos sólo L., S., M. y yo, y nos vinimos a casa a una hora prudencial. Cada uno a la suya y, al rato, él a la mía. Y ya la hemos vuelto a liar, y cada vez peor porque cada vez me siento "más mejor" así...
Y no, no tengo 15 años!

2 comentarios:

Ordelina dijo...

Te estas haciendo mayor, la Cris de los 25 años hubiese dicho: "Menos pensar y más disfrutar", ya sabes lo de las ranas y los principes, etc... Disfruta de todo lo que hagas, mañana será otro día y siempre hay tiempo para arreglarlo y SIEMPRE la culpa es de ÉL.

Cris dijo...

Jajaja y si no es de él pues se la echamos, que pa eso somos más chulas que nadie :-D Gracias, preciosa. Un beso enorme!

Qué tal mañana la cita?? :-D