miércoles, febrero 04, 2009

De nuevo una pantalla en blanco. Hacía mucho que no me ponía a escribir y, lo cierto, es que me da un poco de miedo enfrentarme de nuevo a estos renglones vacíos.

No sé muy bien qué escribir, ni por dónde empezar; han pasado tantísimas cosas... Murió mi tía (¿sabes? te echo de menos...) (Joder, todavía se me llenan los ojos de lágrimas!!), enfermó el padre de Javi y murió hace menos de un mes (Antonio, la Vida, ¿sin duda?, sigue) y, mientras tanto, la vida siguió circulando por sus vías, sin parar un momento, sin permitir, ni por un sólo segundo, que parásemos a descansar. Y la prisa, llena de todas las incongruencias con las que escribo a borbotones aquello que sale de mi alma, me llevó a este punto en el que ahora estoy: tranquila, con cosas que hacer, sonriendo, luchando, viendo el mundo, reconstruyendo mi "casa"

Hay cosas que no cambian: mi familia, pilar fundamental; mis amigos, compañeros de este viaje de momentos; Javi, mi futuro (existe, estoy segura); mis jinetas, mis acompañantes de siempre; mi comunidad, mi sustento; Dios, el Camino, la Verdad, la Vida y la Paz;

¿Lo demás? Todo lo demás, sigue en su sitio.

3 comentarios:

Ordelina dijo...

Y si hay un terremoto y todo se mueve, se cae, o lo peor a veces, cambia, no te preocupes, porque nosotras, como tantos otros a los que ya has hecho tuyos, nos posicionaremos de nuevo sobre el tablero de ajedrez, en este caso con un magistral movimiento de L, en las casillas oportunas para defenderte, para defendernos.

Cris dijo...

¿Qué más puedo pedir a la vida que vivirla con gente como tú?

:D Gracias, guapa

pablete dijo...

sorpresa, hacia tiempo q no pasaba por aki, y no tenia noticias de lo sucedido, o sea q 1º mostrar mis sentimineto por lo ocurrido, y 2º simplemente saludarte y mandarte un beso muy grande, muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa