miércoles, enero 18, 2006

Ya sabía yo...

Si es que no sé pa qué me empeño en negar algo que iba a volver a pasar... Tras la euforia de los ejercicios he vuelto a mandar un mens a M. Claro que era con excusa (realmente pienso que no es tío para mi, que no me va a ayudar a ser feliz, pero me alegra el día, aunque sea un rato) y es que necesito a alguien que venga a contar un cuento a los chicos del cole y ando pillada de gente, con lo que no me queda otra más que empezar a mendigar ayuda. Y si tengo que hacerlo él será una de las personas a las que recurra...

2 comentarios:

Ordelina dijo...

¿La excusa es para mi o para ti?

Cris dijo...

Sólo necesito la excusa para mi misma, sé que hay gente a la que no puedo engañar, para qué están los amigos más que para no poderles engañar? ;-)