sábado, agosto 18, 2007

¿FICCIÓN O REALIDAD?

Empiezo a plantearme que no debo salir más de casa...
Escribo porque el alma, ese que nos unió hace un par de días, me pide un agujerito por el que respirar, porque mi alma me suplica una salida. Pero no sé qué contestarle y le cuento lo único que sé: tus certezas, las mías no las he encontrado aún.
Le cuento (me cuento) que la magia cayó sobre nosotros como caía la sidra en el vaso. Le cuento que los fuegos fueron bonitos, pero más lo fue la conversación que los amenizaba. Le cuento, cómo no, que pasé la noche luchando contra mi misma, que en ocasiones no sabía quién iba a ganar y que no conseguí que mi cabeza descansara un segundo. Pero tengo que contarle la verdad: también le cuento (me cuento) que mientras caminábamos camino de los bares yo soñaba tu mano, que cenando no vimos a nadie más allí, que en el bar…. Lo del bar no tengo que contárselo porque mi alma sabe que temblé con tu mano en mi espalda y que me sorprendí con tu beso hasta desear más.
Pero no puedo mentir, y ahora tengo que contarle que hemos de retirarnos del campo de batalla, que no vamos a pelear en una guerra que no es nuestra. Ahora, tengo que contarle (y contarte) que no importa lo mucho que yo desee algo o lo mucho que lo deseemos (y nos deseemos), he de decirle (decirte) que por más que quiera no podría perdonármelo más adelante.
Mientras tanto sonrío por el regalo de haberte conocido, de sentirme como me siento ahora (¡sigo viva!) y, no te voy a engañar, también sonrío porque mi sobrino grande, el que me ata a la vida con cuerdas de besos, está cantando en la habitación de al lado mientras mi hermana intenta dormirle. Todo un regalo...

8 comentarios:

El Tio Matt dijo...

:)
:(

ordelina dijo...

Es necesario sentirse viva, pero para ello no es necesario luchar en todas las guerras. Elige tus batallas.

pablete dijo...

si puedes, y debes salir de casa, quizas la ficcion algún día se haga realidad

Cris dijo...

Tío Matt: :), esa escojo.

Ordelina, ya sabes que escoger bien las batallas no es lo mío, pero estoy contenta: tengo una buena oportunidad delante para no repetir la historia de D.

Pablete, la ficción y la realidad van, normalmente, tan unidas, que no llegamos a diferenciarlas. No hay prisa porque aparezca esa realidad, no sería el momento ahora...

Yayo Salva dijo...

Lo importante es sentir que se tienen opciones.

Cris dijo...

Es cierto, lo malo sería sentir que todas las puertas están cerradas :D

Gracias, como siempre, por tus palabras y perdona que te tenga tan abandonado, pero es que este pc no está para muchos trotes)

Un abrazo

Anónimo dijo...

y yo ... ¿qué tenía que decir? Uy, lo cerca que queda valladolid de palencia ...

Cris dijo...

Y, como quedaba cerca, aquí os tuve... :)