miércoles, septiembre 05, 2007

Estoy reanudando mis rutinas. Y la primera es la de no hacer nada. Llevo en Burgos desde el sábado y lo único que he hecho ha sido contemplar mi casa, tomar posesión de mis espacios (nuevos espacios) y comer. Bueno, también he ido a trabajar un poco, pero poco, que es principio de curso y lo único a lo que nos estamos dedicando es a reunirnos, aunque yo tenga que colocar mi clase antes de que el lunes vengan mis enanos.

Hoy hice una primera intentona sobre cómo poner las mesas: un niño más que el año pasado y un año más grandes, así que a ver dónde les meto a todos!!

Pero estoy contenta, me alegra estar tomando posesión de este espacio nuevo; me alegra estar empezando a sentir esto como mi casita (aunque siga viendo demasiadas carencias) y me alegra la sensación de que este va a ser un buen año, aunque no me dé especial buen rollo lo que estoy viendo en el cole con algunos de los nuevos. Pero mi vida, como siempre, está llena de muchísimos más matices y más colores. Colores que estoy aprendiendo a combinar y matices con los que estoy aprendiendo a dibujar mi futuro.

Sigo tomando el timón de esta vida, la mía, que, durante este verano, me ha hecho sonreír, reír, emocionarme y enfadarme. Y me siento viva, vaya si lo hago...

Por cierto, qué ganas de hacer la fiesta!!!!!

1 comentario:

Rafa Porcar dijo...

Sentirse vivo... :)
Lo mejor!!