martes, diciembre 06, 2005

Cuatro mujeres.com

Hacía muuuuucho tiempo que no nos encontrábamos y mereció la pena. Otra vez juntas compartiendo mucho que más que un café. (y que se lo digan si no a los fabricantes de vino de este país!!)

Me sorprende, todavía hoy, ver cómo, a pesar del tiempo y la distancia, hay gente que siempre sigue ahí aunque no tengas contacto con ella en mucho tiempo. Es una sensación bonita la de verte y empezar como Fray Luis de León (creo que fue él) con eso de "Como decíamos ayer" sin parones de no saber qué decir.

Ayer no hubo nada que ocultar. Creo que nunca había contado tanto de mi como ayer, o al menos no había entrado con tanto detalle en algunas cosas y me hizo sentirme bien. "Puse nombre al problema", que como decía E. ya es un paso y fui capaz de expresarlo. Y, la verdad, es que la desinhibición con la que hablamos me hizo sentirme bien a lo largo de la noche, más segura de mi misma (aunque no valió para nada concreto :-p) y eso es lo que importa, ahora sólo falta llevarlo a la práctica y saberlo vivir en momentos concretos.

Siento mucho lo de S., parecía que todo iba bien y que había encontrado una estabilidad que a ella le estaba sentando bien y, como en la canción que dice que nada es para siempre, están empezando a apagarse. No todo tiene solución en esta vida y es que la magia perdida no suele volver, pero espero que sólo esté escondida debajo de la almohada que compartieron en ocasiones.

A E. le diría gracias por compartir con nosotras tantas cosas, sé que no es fácil para alguien como ella hablar con esa tranquilidad y para mi es un honor escucharla. Todas las rachas pasan y todos los momentos especiales llegan, no les vamos a dejar que nos roben ni el alma, ni las ganas de reir ni mucho menos la esperanza :-D Sólo faltaba!!!

Respecto de N. tengo poco que decir, ella es un cielo, un encanto de niña que se merece sonreir a cada instante. Recuerda, preciosa, que nadie tiene derecho a robarte ni un sólo instante de tu vida, tú puedes regalarnos momentos siempre que quieras, pero sin permitir a nadie que robe ni una gota de tu energía.
Creo que fue importante para las cuatro el sentirnos "en casa" y con gente de confianza de nuevo. Es increible lo que se puede llegar a compartir en torno a unas pizzas y unas risas...

Chicas, os quiero mucho!!

3 comentarios:

N. dijo...

N. sólo puede decir: "yo también y muchisimas gracias. Por favor, que la siguiente sea pronto"

Fontana de Trevi dijo...

Soy S. y solo puedo decir que me has hecho hasta emocionarme. Desde aquel dia creo que estoy menos perdida y digo creo porque yo también le puse nombre a mi problema... y precisamente era ese: que estoy perdida. Yo también espero la siguiente... Qué pensais de R. city?

Cris dijo...

Yo qué voy a pensar si vivo allí encerrada?? Lo único que creo es que me va a gustar más si tú estás allí conmigo... ;-) Te vienes, sí? :-D Te espero... Y que se preparen los del pueblín, que la vamos a liar! (o vamos a estar tranquilas, pero dos mujeres estupendas (tres si se anima E.) no las soporta un pueblo así!!)

Un beso fuerte, y mucho ánimo, guapa!