sábado, agosto 26, 2006

Realmente no sé por dónde empezar, han pasado demasiadas cosas en poco tiempo: coche nuevo, casita nueva y un chico que llega a traerme nuevas ilusiones.

Hacía tiempo que no sonreía tanto, que no sentía que podía coger el cielo con las manos sólo con escucharle hablar, tiempo que no sentía un nudo en el estómago y que no dormía por esperar un mensaje. Es tiempo de muchas ilusiones, tiempo de no acelerarme (intentaré conseguirlo, pero...), tiempo de soñar, tiempo de luchar, tiempo de echar de menos, es tiempo de pedir tiempo y tiempo y tiempo... Mientras tanto creo que seguiré sonriendo :)

Los problemas, que los hay, son otra cosa ahora. Todo se ve distinto con la sonrisa que dibuja la ilusión.

4 comentarios:

Abril dijo...

Hola Cris, he venido personalmente a dejarte la copia de la llave, para que entres y salgas de mi casa cuando gustes... Bienvenida, un beso. Ah! y me alegra esa explosión de buenas noticias, yo ultimamente sólo me puedo alegrar por la alegría ajena. Espero que pase...

Cris dijo...

Todo pasa, Abril, lo mío y, gracias a Dios, lo tuyo también. Esta es tu casa, ven cuando quieras ;) Un beso

Amhailt dijo...

Y yo sin estar... es que es para darme un palo detras de las orejotas.

Me alegro de que todo vaya viento en popa, tu sigue largando trapo que ya que uno de los dos esta marinero que se coma el mundo, eso si, no te olvides de mandar postales y las cartas de navegacion, para que pueda seguirte.

Un beso.

Cris dijo...

Tú siempre estás, chiquitín. No necesito hablar contigo todos los días para saber que es así. Además el verano está siendo "complicado" para estar en contacto, pero yo empiezo de nuevo mi vida en solitario en una ciudad extraña, así que volveré a colgarme de tu chepa y a llamarte más y más (ya sabes, estaré sin mimos de papi y mami :-p)

Te quiero un montón, niño... Y, cosa rara, cada vez más...!!