sábado, agosto 19, 2006

Sin llamada, sin toques, sin datos que me prueben que ayer se comió los huevos, sigo rezándolo, sigo pidiendo que no duela y que no sea lo que yo quiero ahora sino lo mejor para mi; traducido: lo que Él quiere para mi.

4 comentarios:

El funebrero dijo...

¿Y qué pasó con ir a verlo el finde?...

Un besote!!!

Cris dijo...

Pasó que no fui (él prefirió poner un poco de tierra de por medio) y ahora ha vueltom me ha pedido perdón y viene mañana a verme :) Estoy contenta, cielo, hacía mucho que no estaba tan contenta...

El funebrero dijo...

Cris, amiga… poco pudimos conocernos verdad?, pero ya formas parte de mi majestuoso y selecto grupo de amigos, de esos que tienen la copia de la llave de mi casa (ahora al cuidado sólo de uds). Quiero que la ventilen y me rieguen las plantas… Tal vez no vuelva por un tiempo, pero a todos los llevo conmigo. Ah! Déjame decirte algo que tal vez te sirva: “Lo mejor para uno muchas veces no es lo que uno cree, porque hay momentos en los cuales la ceguera no nos permite ver más allá. Escucha tu corazón…”. Un abrazo fuerte y hasta la vista!!!.

Cris dijo...

Te echaré de menos... Un beso y mucha suerte allá donde vayas